Diferencias entre el vino Carménère y Cabernet

Los vinos no solo se diferencian entre sí por su color. Cuando te empiezas a sumergir en el mundo de la enología o la vitivinicultura, entiendes que los vinos pueden ser muy diferentes en función al tipo de uva con la que hayan sido elaborados. Por ejemplo, aunque a simple vista pudieran parecer iguales, hay muchas diferencias entre el vino Carménère y Cabernet.

 

En Viña Santa Cruz contamos con ambas variedades, el Chamán Gran Reserva Carménère y el Chamán Gran Reserva Cabernet Sauvignon. Ambas cepas comparten un mismo origen, ya que su padre es el Cabernet Franc. Sin embargo, existen marcadas diferencias entre el vino Carménère y Cabernet en cuanto a sabor, olor y color.

Características del vino Carménère y Cabernet

Aunque estas dos cepas son cercanas, tienen características diferentes. El Carménère tiene taninos más maduros que lo convierten en un vino más aterciopelado y redondo, con una acidez baja y con un final elegante. El Cabernet, por su parte, también tiene taninos maduros, pero estos le dan una acidez equilibrada, con un largo final.

En cuanto al sabor y al aroma, hay varias diferencias entre el vino Carménère y Cabernet. El primero es más suave, aromático y con un gusto delicado. El segundo es más robusto y tiene sabores y aromas fuertes.

El Carménère se caracteriza por la mezcla de especias, frutas rojas maduras y sus notas herbales y minerales. Su crianza es de 12 meses en roble francés y cuenta con aromas a nuez moscada, especias dulces y humo. El Cabernet tiene aromas a frutos negros como moras y grosellas, con notas especiadas, canela, pimienta y café. Este vino pasa 12 meses en roble francés.

Otra de las diferencias entre el vino Carménère y Cabernet es su color. Si bien ambos son tintos, el Carménère es un vino rojo rubí con ribetes violáceos y mucha capa, mientras que el Cabernet tiene un color rojo rubí intenso.

 

¿Cuál vino puedo comprar?

Después de conocer las diferencias entre el vino Carménère y Cabernet te preguntarás cuál comprar. Realmente esto dependerá de tus gustos y de la ocasión en la que quieras disfrutar del vino.

Tanto el Carménère como el Cabernet son perfectos para acompañar carnes rojas porque son de cuerpo medio o intensos y estructurados. Sin embargo, Carménère también va muy bien con carnes blancas como pollo, cerdo, ternera o pavo, así como con pastas y arroz a base de salsas rojas.

El Cabernet, por su parte, queda mejor con carnes más grasas y también con estofados. También marida muy bien con quesos grasos como el camembert o fuertes y maduros como el emmental.

 

Por tanto, la elección entre un vino y otro dependerá de con qué lo quieras maridar, y también de tus preferencias. Una buena forma de saber cuál te gusta más es haciendo una degustación. Recuerda que puedes adquirir el Chamán Gran Reserva Carménère y el Chamán Gran Reserva Cabernet Sauvignon en nuestra tienda online de Viña Santa Cruz.

Tagged , , , , , , ,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *