Enoturismo en invierno: qué hacer en un viñedo durante esta época

Una de las mejores formas de descubrir los secretos del vino es a través del enoturismo. Cada vez son más los turistas que se apuntan a este plan, sobre todo en la época de verano que es cuando la mayoría de las personas tiene vacaciones y más ganas de viajar. Pero, ¿qué pasa en invierno? ¿Acaso debes conformarte con pasar los días en casa?

 

Debes saber que incluso en invierno puedes hacer enoturismo. En esta época podrás ver el viñedo desde otra perspectiva y apreciar las vistas, el lugar y el vino de una manera diferente pero sobre todo interesante. Será una experiencia que te permitirá desconectarte y disfrutar de la tranquilidad del ambiente.

 

Muchas de las actividades que se suelen hacer en tiempos más frescos en un viñedo, se pueden adaptar al invierno. El verdor de las montañas es impresionante, aunque los tonos que muestran en invierno también resultan increíbles. Además, lo mejor de todo es que el vino lo podrás disfrutar en cualquier época.

Claves para hacer enoturismo en invierno

En invierno la vid tiene su tiempo de reposo, el cual es necesario para que prospere para la siguiente cosecha. Cuando ésta despierta de su letargo invernal se realizan las preparaciones, entre ellas la poda, para las nuevas plantaciones. Por ello, en la época de invierno, pasear por los viñedos no es una opción, no solo por el clima, sino también porque en realidad no hay mucho que ver.

 

No obstante, hay opciones muy interesantes dentro de los viñedos que permiten el enoturismo en invierno. En Viña Santa Cruz, por ejemplo, en el Valle de Colchagua, podrás disfrutar del encanto que rodea la fabricación del vino con los tours por las aldeas indígenas, subiendo en teleférico, y por supuesto con la degustación de las distintas variedades de la bodega.

 

Nuestro viñedo cuenta con muchas instalaciones que permiten vivir la experiencia del enoturismo sin necesidad de estar al aire libre. No solo podrás dar un paseo para conocer las bodegas de la viña, sino que también será posible hacer una visita al Museo del Automóvil y al Planetario, donde podrás conocer más sobre el cosmos, la vida extraterrestre, secretos sobre la Luna, entre otras curiosidades universales.

 

Todos estos espacios enriquecen los atractivos de la viña y permiten así disfrutar del enoturismo de una forma diferente, haciendo énfasis en el aspecto cultural que es sin duda uno de los elementos más interesantes que rodean la viticultura.

 

Tagged , , , ,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *